LOS MASONES DE LA GRAN LOGIA ESPAÑOLA CIERRAN FILAS EN TORNO AL REY DE ESPAÑA

Según cuenta en ElPlural, Después de la celebración de una asamblea, la Gran Logia de España (G.L.E) ha emitido una resolución donde muestra su adhesión a la Corona de España personificada en la figura  de El Rey de España Juan Carlos I y al régimen actual, citando expresamente la Constitución Española de 1978:
“Es nuestro deseo expresar a Vuestra Majestad que la Gran Logia de España es heredera de la Tradición Masónica que ha aportado a la Historia de nuestra nación los principios de Fraternidad Universal y Progreso, y sigue comprometida, como lo ha estado siempre, con la defensa de las libertades cívicas y el respeto a la Ley como límites de nuestra voluntad de hombres libres. Reconocemos a la Corona de España como la Institución que representa al pueblo español y por cuya voluntad política se instituyó la Constitución de 1978, expresando nuestra adhesión a Vos, Majestad, por compartir con nosotros, masones regulares, el servicio a España, la defensa de la Constitución y el respeto a los Derechos Humanos”..



Óscar de Alfonso ha sido reelegido como Gran Maestro de la Gran Logia de España con una mayoría aplastante (92% de los votos de sus hermanos) de un total de los 592 masones que conforman la G.L.E, ha declarado lo siguiente: 
“De esta manera, expresamos nuestro respeto, reconocimiento y acatamiento legal a la Institución primordial del Estado, proceder común de todas las Grandes Logias del mundo. Somos leales al Soberano y a la Constitución política que rige el país que nos acoge, reconocemos la primacía de la Ley que emana de la voluntad del pueblo al que servimos, y expresamos este Deber mediante la adhesión y el respeto a la persona que representa al Estado que garantiza la eficacia de las leyes que nos permiten ser libres”
El Gran Maestro de la Gran Logia de España confiesa  a anécdota de que, durante las celebraciones de las logias de la Gran Logia de España, se realiza el primer brindis en honor de El Rey de España.


¿Es el Rey Juan Carlos I de España un masón?

El sacerdote Manuel Guerra, autor del libro ‘Masonería, religión y política’ cuando fue preguntado sobre la pertenecía de El Rey Juan Carlos I a la masonería, éste respondió de una forma ambigua: 
“De Juan Carlos I no digo ni que sí ni que no, aunque la balanza terminó pasando por el aro en Londres”.
También ha confesado en una entrevista concedida al periódico español ABC, que la masonería en España se ha infiltrado en todos los partidos políticos españoles importantes de España, incluido el Partido Popular, que actualmente gobierna el país. El presidente de España Mariano Rajoy es masón, según este sacerdote. Así se lo han corroborado varios masones de su entorno más próximo, aunque el cura se niega a citar nombres; porque sus hermanos prefieren guardar el anonimato. Estas revelaciones son significativas; porque gran parte de la derecha española siente una profunda aversión por la masonería promovida por el dictador Francisco Franco durante décadas y porque el actual Rey de España fue designado por Franco como su sucesor en la jefatura del estado. Cabe Recordar, que según algunos investigadores,  Franco intentó ingresar dos veces en una logia masónica pero fue rechazado , es por ello, que muchos creen que el dictador actuó contra la masonería durante  los periodos de la Guerra Civil Española y la posterior instauración de su régimen, movido por el rencor personal. 

El cura Manuel Guerra en una entrevista concedida al Diario La Gaceta advirtió que un católico, si es masón, comete un grave pecado y no puede comulgar”. El sacerdote asegura que el Papa Benedicto XVI, en su época de cardenal, advirtió de que los principios de la masonería son incompatibles con la doctrina de la Iglesia Católica.

Es curioso, que unos masones que dicen servir al pueblo, se posicionen de forma pública a favor de un régimen moribundo, que está despertando la ira del pueblo español. De todos es sabido, que los masones promueven el corporativismo y sus miembros se protegen entre si. Esta resolución pública no puede ser otra cosa que un favor a un "hermano" y el chiringuito de su propiedad: la monarquía y el respaldo a esta institución anacrónica es minoritario entre sus ciudadanos.