domingo, 26 de octubre de 2014

ÉBOLA.COM YA TIENE DUEÑO

Luego de varias personas infectadas en tres continentes, el ébola sigue robando titulares. Por eso no nos parece raro que haya personas que aprovechen el brote del virus para hacer negocio, como Jon Schultz quien vendió el dominio Ebola.com por USD $200.000 luego de adquirirlo hace seis años por apenas USD $13.500.



En un principio Schultz ofreció el dominio por USD $150.000 esperando que alguna farmacéutica lo comprara, después de todo son ellos quienes adquieren y administran dominios .com de otros padecimientos como cáncer, diabetes, artritis y más. Curiosamente el comprador final no fue una farmacéutica, sino una compañía de origen ruso que se dedica a la producción de marihuana para uso medicinal.

Weed Growth Fund pagó USD $50.000 en efectivo y ofreció 19.192 acciones de la compañía Cannabis Saltiva, empresa originaria de Nevada y comandada por Gary Johnson, ex-gobernador de Nuevo México quien cree firmemente que la marihuana puede ser usada para tratar el virus del ébola.

No se sabe qué ocurrirá con el dominio, aunque podríamos suponer que servirá para que el nuevo dueño aproveche para mostrar otros métodos para combatir el virus ya que actualmente está lleno de información genérica y algunos banners. De acuerdo a un artículo de Marijuana.com, Johnson cree que la burocracia del gobierno de EE.UU. ha impedido que investigadores exploren el uso de la marihuana en el tratamiento del virus.

Jon Schultz, el dueño original del dominio Ebola.com
Schultz dijo a una entrevista con CNBC que durante años recibió ofertas para comprar el dominio de Ebola. Por medio del corredor de dominios DigitalDNA se contactó a varias farmacéuticas y compañías de biotecnología para ofrecerles el dominio, sin embargo no hubo la respuesta deseada.

Expertos aseguran que no fue adquirida por una farmacéutica debido a que podría ser visto como un acto vil para sacar negocio del virus, algo que no parece preocuparle a Schultz ya que su compañía Blue String Ventures se dedica a adquirir dominios de otras enfermedades para después revenderlos. En su catálogo se encuentran la gripe aviar (birdflu.com), el virus de la influenza H1N1 (h1n1.com) o el desastre de Fuskushima (Fukushima.com), por nombrar algunos.

sábado, 25 de octubre de 2014

EL PEQUEÑO NICOLÁS PONE EN RIDÍCULO A LAS ÉLITES QUE CONTROLAN ESPAÑA

El pequeño Nicolás, un chaval de 20 años, ha sido capaz de poner en ridículo a las élites que dominan España, demostrando ante los ojos del mundo que este país está gobernado por personas con un profundo déficit, no sólo ético, sino también de inteligencia y preparación. 

El mismo sistema político y de poder ha sido puesto en ridículo por este audaz muchacho, que se ha colocado inexplicablemente al lado de los personajes mas influyentes de la nación y ha asistido a actos donde se supone que la seguridad debería haber sido rigurosa e impenetrable...



Los españoles sienten una mezcla de estupor y de risa cuando contemplan cada día en la televisión la batería de fotografías en las que Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pillo que siempre quiso ser famoso, posa al lado del rey Felipe VI, del ex presidente Aznar, de Esperanza Aguirre, de varios ministros y de los políticos y empresarios mas poderosos del país, una burla cruel a toda esa sociedad solemne, cerrada y elitista que controla el poder en España.


Ahora, conscientes del ridículo, dicen que el joven Nicolás, que se movía con escoltas y que recibía en un chalet de lujo de una urbanización exclusiva de Madrid, no pudo haber actuado solo y que debió recibir ayuda desde algunos ámbitos del poder. 

Pero, mientras no se demuestre lo contrario, Nicolás los engañó a todos y, con tan solo 20 años, puso en ridículo a esa clase política y empresarial inmensamente rica, que se ha divorciado de los ciudadanos y que, por su comportamiento, arrogancia y pésimo liderazgo, es despreciada y hasta odiada por la inmensa mayoría de los españoles. 

Si España fuera un país serio en lugar de una opereta, los protocolos de la Seguridad Nacional tendrían que ser revisados y mejorados después del ridículo que el sistema de poder ha exhibido ante el mundo. 

El joven estudiante ha ridiculizado al sistema de poder español y lo ha hecho utilizando las mismas armas que utilizan las élites: las palabras apropiadas, apariencias de poder, osadía, arrogancia y mucho teatro. El muchacho se desplazaba en coches negros, rodeado de escoltas, exhibiendo títulos falsos y viviendas de lujo, con la arrogancia propia de los poderosos y utilizando hábilmente información, datos y nombres. 

La jueza que lleva su caso le ha retirado el pasaporte. Participó en actos de FAES, acudió a eventos del PP y llegó a colarse en el besamanos que siguió a la coronación de Felipe VI sin estar invitado. Las redes sociales se llenan de referencias sobre las osadías del estudiante madrileño, que se hacía pasar con éxito por alto cargo ministerial, enlace con la Casa Real, hombre del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), mano derecha de la vicepresidenta del Gobierno y del presidente de la patronal de Madrid y 'conseguidor' con influencias en sus ratos libres. 

Su carrera se truncó el pasado martes 14 de octubre, cuando la Policía Nacional le detuvo por estafar 25.000 euros a cambio de informes falsos. 

En torno a Nicolás surgen demasiadas preguntas sin respuestas que ridiculizan a la élite poderosa de España y, sobre todo, a la seguridad que debe cuidar de los altos cargos del Estado. Nadie se explica de dónde ha salido este chaval y cómo pudo colarse en eventos tan relevantes como el besamanos que siguió a la coronación del rey de España. 

Ahora le acusan de estafa, falsificación de informes del CNI y usurpación de funciones públicas, pero muchos españoles creen que a un tipo así deberían hacerlo ministro porque ha sabido desvalijar el sistema con perfección de relojero. 

El siguiente párrafo, publicado en la prensa, resume claramente lo que el personaje era:

"Su entretenimiento principal era acceder a actos públicos y relacionarse con políticos y empresarios. Así, se coló en conferencias de la fundación de estudios del PP (FAES), en actos públicos de Esperanza Aguirre, en desayunos de prensa con ministros y altos cargos o en encuentros con los mandamases del Ibex 35, alcanzando incluso a sentarse en las mesas de los ponentes. Llegó a ser apoderado de la candidatura de Arturo Fernández a la reelección como presidente de la patronal de Madrid. Su mayor éxito, sin embargo, fue participar en la recepción oficial de los nuevos reyes. 

¿Cuál era su táctica? Deslumbraba a sus interlocutores a base de palabrería y apariencia. Las fotos que se sacaba con José María Aznar, Esperanza Aguirre, Ana Botella o el empresario Juan Miguel Villar Mir le servían de tarjeta de presentación para asegurar que formaba parte de diferentes gabinetes ministeriales. En ocasiones, alquilaba coches de alta gama y llegaba a los encuentros con chófer. El alcalde de Ribadeo (Lugo) llegó a ponerle escolta cuando el chico le convenció de que iba a comer con el rey en el pueblo. Su chófer en esa ocasión fue un policía municipal de Madrid que ha sido expulsado del cuerpo de escoltas, al que pertenecía, por el Ayuntamiento. Además, disponía de las llaves de un chalet en la exclusiva zona de El Viso que usaba como oficina —está empadronado allí— y donde tenía su propio 'jefe de seguridad', según contó El Mundo. Su mejor truco era mostrar informes del CNI o del Ejecutivo central que, en realidad, eran falsificaciones o fotocopias. 

¿Qué pretendía? Contactar con las altas esferas y venderles servicios inexistentes. En su declaración ante la Policía afirmó haberse reunido con Manos Limpias a cambio de que la organización rebajase su petición de pena para Iñaki Urdangarin, investigado por el 'caso Nóos'. Hasta pidió dinero al abogado de Jordi Pujol a cambio de interceder por él. La Policía aún estudia si Nicolás armó solo su historia, si padece algún tipo de trastorno mental o si estaba 'dirigido' por terceros." 


Ni siquiera la juez que le tomó declaración se lo explica: "Esta instructora no acierta a entender cómo un joven de 20 años, con su mera palabrería, aparentemente con su propia identidad, pueda acceder a las conferencias, lugares y actos a los que accedió sin alertar desde el inicio de su conducta a nadie, por muy de las juventudes del PP que manifieste haber sido". 

viernes, 24 de octubre de 2014

LA 'McDONALDIZACIÓN' DE LAS SOCIEDADES

El McDonaldismo, la McDonaldización y la tesis de la McDonaldización del mundo son conceptos que forman parte de una teoría sociológica seria, a pesar de que en principio podría parecer lo contrario, propuesta por el sociólogo norteamericano George Ritzer en su libro “The McDonaldization of society”.



Cuando he andado por esos mundos de Dios a miles de kilómetros de casa, un poco desesperado pues ya se hacía tarde para comer, en sitios dónde se hablan idiomas inconcebibles, allá dónde se acentúan las consonantes o usan símbolos maléficos ininteligibles a los que llaman escritura, sitios en los que tienes que usar la mímica para comunicarte, con una cocina local completamente distinta de la nuestra, en situaciones en las que te hallas al borde del límite de la tarjeta; en esos sitios y situaciones he de confesar que he agradecido al cielo  encontrarme con un McDonald’s – siempre hay uno a la vuelta de la esquina – básicamente porque todo era previsible: menús, calidad, sabor y precio...


Esta cadena de restaurantes de comida rápida está tan presente en todo el mundo que la revista “The Economist” elabora semanalmente el llamado “The Big Mac Index” o Índice “Big Mac”, nombre que recibe en atención al producto estrella de la marca.  Es este un índice elaborado a partir de una investigación no científica, que permite evaluar el poder adquisitivo de los distintos países en donde se vende la famosa hamburguesa de McDonald’s. La idea consiste en comparar lo que cuesta una hamburguesa “Big Mac” en todos los países donde se elabora para, de esta manera, poder comparar los costes de la vida en cada país y saber si las monedas están sobrevaloradas con respecto al dólar estadounidense.

Porque hay McDonald’s por todo el mundo pero, lo realmente extraordinario no es la proliferación de estos restaurantes de comida rápida, sino que las patatas fritas saben igual en Pekín que en Madrid, el “Big Mac” es igual en Lyon que en Murcia y, si me apuráis, la Coca Cola tiene el mismo número de burbujas por centímetro cúbico en Buenos Aires y  Zurich.

A partir de un único restaurante en los años ’50, la franquicia cuenta con veinte mil restaurantes repartidos por el orbe. McDonald’s se ha convertido en un símbolo de mundo moderno pero lo más interesante, sociológicamente hablando, es el estudio de cómo los principios que inspiran a esta empresa están invadiendo todos los aspectos de vida social en todos los países. Su sistema copa no sólo el sector de la restauración sino todos los ámbitos del comercio como ópticas, tiendas de electrodomésticos, agencias de viajes, gasolineras y, así, una lista innumerable de negocios.

Se ha extendido más allá del ámbito comercial, el mismo Ritzer cita que lo que han hecho con las tarjetas de crédito es McDonaldizar el recibo y expedición del crédito. La obtención del crédito ya no implica un proceso largo y pesado, sino que cualquiera puede acceder a una tarjeta sólo con responder a unas cuantas preguntas. Y el pago se ha simplificado al máximo, nada de entregar monedas y billetes que tanto hay que sudar para ganarlos, entregas un plastiquito que encima te  lo devuelven para el siguiente uso.

La comunicación cara a cara se va perdiendo a favor de otros medios de comunicación como el correo electrónico o todos los productos derivados de Internet y de las nuevas tecnologías. Las empresas de todos los sectores de la economía sustituyen la atención al cliente por sistemas informatizados, incluso las Administraciones Públicas  están desarrollando la Administración Electrónica que evita que el ciudadano tenga que desplazarse a la oficina administrativa a resolver sus trámites.

La radio y la televisión nos dan fragmentos de noticias comentadas en diez segundos. En diez minutos de película pasan más cosas que en dos horas y media de los filmes de los años ’40. Y si la televisión es rápida las redes sociales lo son todavía más, se filtran noticias de modo viral, se tumban reputaciones de toda una vida en segundos. Todo es rápido, instantáneo, cuando tu equipo gana la Copa de Europa no puedes descansar y disfrutar del momento porque enseguida viene la Supercopa, la Megacopa o el décimo partido del siglo de este año.

Bien, paremos un momento, pues este artículo se está McDonaldizando. Ni Ritzer, ni yo que estoy intentando hacer de traductor suyo al lenguaje de la calle, consideramos que la cadena McDonald’s sea la culpable de estos hechos sociales que hemos comentado y que todos reconocemos en nuestra vida diaria. Lo que Ritzer expresa en su teoría, es que la cadena de comida rápida es una representación fidedigna, un paradigma de cómo  se produce y se consume en la sociedad moderna y por eso ha llamado a este sistema de organización como McDonaldismo. McDonald’s no ha creado los cambios sociales sino que los cambios sociales han creado McDonald’s.

Concretamente Ritzer habla de paradigma contemporáneo de la racionalidad formal, ¿Qué quiere decir con esas cuatro palabrejas?, bueno, intentaré traducirlo. Max Weber, uno de los padres de la sociología, dejó escrito que el mundo, sobre todo la sociedad occidental, había sufrido un proceso de racionalización en muchos campos, en la economía, la religión, el derecho, la política y el arte. Para Weber la expresión de esta racionalidad en la formas de organización social era la burocracia. Según Rizter, el mundo ha seguido evolucionando desde los tiempos de Weber, principios del siglo XX, y el modelo actual de la racionalización no es la burocracia sino el McDonaldismo. Textualmente dice: “la burocracia aún está entre nosotros, pero el restaurante de comida rápida ilustra mejor este tipo de racionalidad”.

Para entender este fenómeno en toda su amplitud, es necesario comprender los cuatro principios básicos o dimensiones – como prefiere llamarlas Ritzer – del MCDonaldismo: Eficiencia, cálculo, previsibilidad y automatización.

La eficiencia podríamos definirla como la búsqueda de los mejores medios para conseguir un fin; en el restaurante de comida rápida, todo está pensado para despachar el mayor número de menús en el mínimo tiempo posible. Todo está controlado, la disposición de las cajas en las que encargas la comida, pagas y recoges el servicio que te llevas a la mesa y que retiras y echas a la basura tú mismo lo que nos lleva al colmo de la eficiencia que es que tú – el cliente – trabajes sin cobrar. Por supuesto, también está estudiada la disposición de las mesas, los paneles que anuncian los distintos menús, la comunicación entre los cajeros y la cocina. Y no digamos ya del servicio de comida a través de la ventanilla de los automóviles que ilustra bien el aumento de la eficiencia para conseguir una comida, no tienes ni que entrar en el restaurante.

La previsibilidad implica la ausencia de sorpresas, como señalábamos en párrafos anteriores, las patatas de McDonald’s saben igual en cualquier parte del mundo. Aparte de McDonald’s, he comido en muchos restaurantes chinos a lo largo y ancho de este mundo y los rollitos de primavera son distintos según el país de que se trate aunque el nombre y el origen del plato sea el mismo. Esto se debe a que los restaurantes chinos aprovechan los ingredientes locales y no tienen normas estándar de producción como en el McDonald’s pero, para ser justos, hay que decir que ya se están McDonaldizando y las empresas de distribución chinas llevan un tiempo importando ingredientes directamente desde China y están logrando cierta uniformidad.

El cálculo,  todo en McDonald’s está calculado. De la misma manera que en la fabricación de un coche, existen una serie de especificaciones técnicas muy precisas para cada pieza, ya en el primer manual interno de la compañía se especificaba cuánto debía pesar la hamburguesa precocinada (45,5 g), su tamaño (10 cm) y el contenidos de materia grasa (19%), así como el peso la loncha de queso y el grosor de las patatas fritas.

La automatización consiste en la realización de los procesos de producción mediante la tecnología. En vez de basarse en las cualidades humanas del cocinero, lo que suele pasar en los restaurantes de toda la vida, los restaurantes de comida rápida se basan en tecnologías no humanas y en cocineros sin cualificar que siguen instrucciones detalladas y métodos de cadena de montaje aplicados al proceso culinario y al servicio. El restaurante de comida rápida en su aspecto productivo es fordista en la medida en que utiliza principios y tecnologías asociadas a la cadena de montaje.

¿Y dónde está el problema?, hasta ahora hemos hecho una descripción pero no hemos dicho qué hay de malo en todo esto. Hay un grabado de la serie “Los Caprichos” de Goya que me ha impresionado siempre, y más que el mismo grabado, que es sin duda una obra maestra, por su título: “el sueño de la razón produce monstruos”. Este título me vino a la cabeza cuando leí a Ritzer cuando dice que “esta forma de racionalidad tiende a acarrear con ella la irracionalidad de la racionalidad”. Es decir, el uso de la racionalidad suele conllevar aspectos irracionales. Un  ejemplo un poco bufo de irracionalidad que todos podemos entender es que uno inventa la dinamita para hacer carreteras y va otro y la usa para matar personas, con lo que no te queda más remedio que inventar un premio de prestigio internacional para compensar.

En el caso de los restaurantes de comida rápida, la irracionalidad básica es la desmitificación y la deshumanización del ritual de la comida, sin tener en cuenta los aspectos saludables o no de la dieta que eso sería otra cuestión de debate. La McDonaldización de las tarjetas de crédito, que era el otro gran ejemplo que ponía Ritzer,  lleva aparejada la deshumanización de empleados y del proceso bancario, ya de por sí muy deshumanizado con cajeros automáticos y otro tipo de tecnologías. Pero, sobre todo, produce la deshumanización de la relación con el cliente, sin contar con los efectos negativos que en su calidad de vida tiene contraer una deuda elevada, pues muchas personas sólo se fijan en la cantidad de tarjetas que pueden obtener y los límites de esas tarjetas y no en lo que efectivamente se gastan.

Y esto se puede aplicar a cientos de ejemplos que vemos todos los días, tienes que hablar con el seguro te saldrá una voz mecánica, tienes que llamar al hospital y te saldrá una voz mecánica, allá dónde llames te responderá una voz mecánica o te tratará un sistema informático, muy eficientes si, pero, y ¿si tu problema o la atención que necesitas se sale un poco de la norma?, pues que no encuentras manera fácil de solucionarlo, es ese uno de los problemas de la deshumanización.

Como todo invento humano, el McDonaldismo en su proyección como modelo de producción, tiene aspectos positivos y negativos. No me voy a meter a hacer juicios de valor al respecto, según Weber un sociólogo no debe hacerlo, pero de lo que estoy seguro es que nadie de los que intervino en el desarrollo de este sistema ha pensado en el bienestar general y sí en la eficiencia de los procesos y en el beneficio económico que se pueda obtener.

Ritzer dice que la aplicación de estos cuatro principios implican una renuncia a la creatividad y la autonomía individual y concluye profético: “quizá la última irracionalidad de la Mcdonaldización consista en la posibilidad de que las personas queden a merced del sistema, y que éste llegue a controlarnos”. En este punto no creo que Ritzer pensara sólo en McDonald’s.

Artículo de Juan Carlos Barajas en Debate 21

JUAN CARLOS I EL BRIBÓN Y LOS NEGOCIOS DE LA CASTA MONÁRQUICA ESPAÑOLA

Comisionista y mujeriego son solo algunos de los epítetos que se han vertido sobre la figura del ya retirado Juan Carlos I. Un reinado que tiene luces y, también, no pocas sombras. Algunas de ellas tan alargadas que alcanzan a varios miembros de la familia. ¿Qué hay de verdad en todo ello? Y, sobre todo, ¿por qué sigue siendo un tabú escribir sobre estos temas?..



Delitos y faltas


Una de las personas más próximas al ex monarca Juan Carlos I fue Manuel Prado y Colón de Carvajal (1931-2009). Era su sombra en el mundo de los negocios. Nacido en Ecuador y supuesto descendiente del mismísimo descubridor de América, ocupó de joven un cargo intermedio en el sindicato franquista del metal. Llamaba al rey “el patrón”, mientras que él recibió un apodo no tan políticamente correcto, el de “manco de Levante”, debido a su discapacidad física. La buenas artes como conseguidor de Manuel Prado (algunos hablan directamente de testaferro del Rey) le llevó a creerse intocable. Esto no impediría que fuese condenado por el caso Torras (filial del grupo kuwaití KIO en España) a dos años de cárcel, de los que sólo cumplió un par de meses por motivos de salud...

lunes, 20 de octubre de 2014

MARCA POLÍTICA

Que la comunicación es un valor añadido que cualquier organización, incluidas las políticas, debe tener en cuenta, es una apreciación que se consolida cada vez más, y hace de la llamada comunicación política un elemento esencial del siglo XXI.

Esa comunicación se hace identificable en la ciudadanía a través de tres aspectos; la imagen, la reputación y en definitiva la marca que crean con el objetivo de ser identificables en el mercado político...





Esos elementos, son extrapolables a los candidatos y a los líderes políticos de cada uno de ellos, siempre teniendo en cuenta la coherencia en los valores que practican y la ideología en la que se basan para realizar propuestas y convencer al electorado.

Aunque la reputación se encuentra en crisis, debido a las malas prácticas, muchos son los profesionales que hablan de las diferentes imágenes que un político debe tener en cuenta y cubrir para aportar una imagen integral positiva y acorde a la estrategia creada. Estos factores serán determinantes en la creación de la llamada marca política del candidato, aunque existen otros signos necesarios para conseguir identificarlo.

En ocasiones la marca se confunde con las peculiaridades de la figura en sí, pero bien es cierto que aún siendo aspectos diferentes, en muchos casos suele ser un atributo físico e incluso una frase o cita del político o candidato en cuestión que se recordará de él lo que en definitiva señalizará su marca, lo que la haga identificable en el mercado finalmente, colabore en las tareas de conseguir una imagen acorde con los públicos a persuadir y una marca reconocible en el sector.

Donde el partido político y la ideología del mismo eran referencias, ahora dejan paso a la marca política individual, que comienza a tener peso en las decisiones políticas de la población, quienes, ávidos de romper con la tendencia actual, buscarán nuevas tendencias y fomentarán las emociones que consigan movilizar a la población, acciones que necesitarán de profesionales en la materia tanto para su creación e implementación posterior si se pretende conseguir resultados positivos.

En definitiva,  existe cierta inclinación al personalismo político a través de la creación de la marca individual, haciendo desaparecer componentes de los partidos que han perdido la efectividad que tenían y dando lugar a la creatividad y a la innovación que los nuevos tiempos precisan en la comunicación política. 

domingo, 19 de octubre de 2014

TRANSICIÓN ESPAÑOLA Y CASTAS

Con independencia de “la casta”, término usado por un mo­vimiento político y social emergente que alude al conjunto de individuos pertenecientes al poder político, banca­rio y empre­sarial dedicados durante años al bandidaje social del dinero pú­blico, el término sociológico “casta” es relativo a la estratifica­ción social de otros tiempos y de otras culturas, pero se aprecia perfectamente también en España a lo largo del tiempo hasta nuestros días. Basta observar a quiénes ostentan el poder fác­tico en todos los ámbitos de la sociedad y ocupan los puestos más relevantes, salvo las excepciones con las que en todo fe­nómeno social es preciso contar. 

La sociedad que está dominada por una parte de ella, la lla­mémos casta o la llamemos clase, no es democracia...


Con las excepciones a las que me refiero ¿cuántos políticos, magistrados, banqueros, policías, obispos, empresarios, ricos y en general acomodados no son hijos, nietos o descendientes de los ganadores de la guerra civil? Muy pocos. Pues bien, los que no pertenecen a las filas y familias de los perdedores, esos son los que constituyen una casta social muy definida en España.

Por eso, mientras en España las clases populares, sin apellidos sonoros cuyos privilegios pasan de una generación a otra no ocupen indistintamente en la sociedad puestos como los otros; mientras la inteligencia y méritos que alegan los que ahora los ocupan estén valorados al final de un proceso de estimación por "jueces sociales" situados estratégicamente por esa casta en las grandes empresas y en las instituciones; mientras tales ojeadores tengan la misión sectaria de asegurarse que el aspi­rante a un puesto de trabajo de relieve o el opositor está o no con el pp o el psoe, con el centralismo o la autonomía, con la ambición o la indiferencia, con dios o sin dios... no puede haber verdadera democracia.

Son ya siglos de real o falsa religiosidad, siglos de absolu­tismo, siglos de prepotencia y predominio, siglos de control so­cial ejercido por los mismos individuos en la justicia superior y en las instituciones clave, siglos de dogmatismo y monopoliza­ción de la "verdad" de acuerdo con ese infame pasaje evangé­lico “o estás conmigo o estás contra mí”. 

España no coordina bien ni puede coordinar con la Europa que ha pasado por dos guerras mundiales pero ninguna civil en siglos; con esa Europa cuyo cristianismo queda ya muy lejos del catolicismo político que la embarga todavía con todos los trucos y marrullerías propios de ese catolicismo religioso del "una vela a Dios y otra al diablo" que prepondera; ese catoli­cismo de concepción piramidal que contamina todo lo que tiene que ver con la política, con la vida económica, con la vida pública y con las grandes empresas. El hecho de que entre la casta haya Martínez o Suárez no significa nada, pues me re­fiero primordialmente a los que tienen dinero o poder porque ya sus antepasados lo tenían o lo detentaban.

El fallecido Suárez no deja de ser un ejemplo de lo que quiero decir. Su apellido es popular, pero fue falangista, y el falangismo fue pieza clave del franquismo. Lo que significa que si de alguna manera fue él artífice de la transición, la tuvo que hacer con los tics de un franquista. La prueba es que la "proeza" de conseguir de los procuradores franquistas la legalización del partido co­munista fue una concesión con condiciones: que el partido se desnaturalizase renunciando a la República y a la bandera tri­color. Y el que concede es por definición el que tiene el poder y al que hay que agradecer... ¡Bonita manera de empezar una democracia! Así fue cómo la mano larga del Poder eterno en España fue decisiva para la suerte de aquella transición y para las consecuencias hasta hoy. 

Fraga Iribarne es el otro ejemplo llegado del "frío": espécimen mimético que con toda comodi­dad se fue transfigurando desde el franquismo y los dos minis­terios franquistas cuyas carteras ostentó, hasta decidir el infame arranque de este país con una constitución y una monarquía aprobadas por el pueblo deprisa y corriendo presionado por el terror fundado al golpe de Estado o a la continuidad de otro gobierno militar. Fraga, el franquista civil por antonomasia, fue el verdadero autor intelectual de la transición y del proyecto de texto de la Constitución... Esta es la clase de Transición del 78 que tanto aplaude celebra el bipartidismo; un tránsito que ha consistido en pasar el testigo del predominio de una casta sobre las demás, dando entrada selectivamente a los dóciles del par­tido político que ha venido compartiendo el poder político e institucional, lo que explica fácilmente esa adhesión al sistema de éste monárquico con mayor denuedo todavía que los de la casta predominante. 

Así es cómo se trucó el nacimiento de este remedo de demo­cracia. Así es cómo se vició de miedo el consentimiento in­consciente de las clases populares para darle su aprobación. Si España, si el pueblo español no pone en marcha cuanto antes el espíritu republicano que desplace al vigente monárquico del privilegio y no entroniza inmediatamente el imperio de la III República, España estará siempre sojuzgada por la misma casta y la mayoría vivirá en más o en menos una suerte de indigna servidumbre y opresión como las que que de modo ostensible viene sufriendo desde que la orgía de dinero se derrumbó.


Autor: Jaime Richart es Antropólogo y jurista

viernes, 17 de octubre de 2014

BASTARDOS Y BORBONES : LOS HIJOS SECRETOS DE LA DINASTÍA

La dinastía de los Borbones de España se extinguió el 20 de enero de 1819, fecha en la que murió en Roma Carlos IV mientras Fernando VII hacía y deshacía para desgracia de nuestro país e irritación de sus súbditos de cualquier color ideológico.

Y Fernando VII lo sabía. Tanto, que decidió encerrar de por vida en la prisión de Peñíscola (Castellón) a quien podía probarlo, Juan de Almaraz, confesor que fue de su madre, la reina María Luisa. El sacerdote había escrito un documento que José María Zavala encontró en el Ministerio de Justicia y al que Juan Balansó había hecho referencia en alguno de sus libros sin llegar a reproducirlo nunca, sin duda porque conoció su existencia pero no llegó a verlo nunca.

Ese vacío lo colma ahora Zavala en Bastardos y Borbones (Plaza & Janés), donde nos cuenta la historia de un sobre con indicación de "Reservadísimo", que incluye un papel fechado el 8 de enero de 1819. En él Almaraz afirma que seis días antes, tras escuchar la última confesión, in articulo mortis, de María Luisa, ésta le había transmitido que "ninguno, ninguno de sus hijos y hijas, ninguno, era del legítimo matrimonio... lo que declaraba por cierto para descanso de su alma, y que el Señor la perdonase". Manuel Godoy tenía todas las papeletas para ser el responsable del desaguisado...




Almaraz no reveló entonces este secreto por respeto a Fernando VII, pero dejó escrito que al morir se le entregase a su confesor, sin abrir: "Por todo lo dicho pongo de testigo a mi Redentor Jesús para que me perdone mi omisión".

Y hasta aquí podemos leer... porque vale la pena conocer la historia al detalle y por extenso, una historia que bien podría asimilarse a El conde de Montecristo de Alejandro Dumas. Ocho años después Fernando VII, al conocer el letal escrito, dio orden de encarcelar a Almaraz, a pesar de ser ya un anciano, y a él no le alcanzó ninguna de las amnistías que decretó El Rey Felón (otrora El Deseado). El testigo que cuestionaba su derecho al trono era demasiado molesto para andar suelto por ahí.

Los Godoy Puigmoltó


Con esta apasionante historia arranca este ensayo que da a conocer la abundante lista de bastardos que en los últimos dos siglos han sido resultado de las aventuras extramatrimoniales de la Familia Real española.

Es conocida, por ejemplo, la abundantísima vida amorosa de Isabel II, y la más que probable atribución al capitán Enrique Puigmoltó de la paternidad de Alfonso XII. Pero no son tan conocidas las pruebas que recoge Zavala, unos despachos de 1857 remitidos al cardenal Giacomo Antonelli por el encargado de negocios de la Santa Sede en España, monseñor Giovanni Simeoni.

En uno refiere la bronca del general Ramón María Narváez a la Reina, embarazada, para que pusiese fin a esa relación: "¿Es que deseas que aborte?", le respondió llorando, en confesión implícita sobre la identidad del padre.

En el otro, Simeoni afirma que el confesor de Isabel II, nada menos que San Antonio María Claret, le ha dicho que la Reina le ha dicho a él que el padre es su esposo, "pero que en una carta amatoria al oficial de referencia ha escrito de su puño y letra que dicha prole debe atribuirse a ese oficial, en cuyas manos está la carta". ¿A quién engañó aquella pasional mujer, al santo o al militar?

La "otra" Familia Real


Pero junto a estas bastardías, políticamente peligrosísimas por afectar directamente a la legitimidad dinástica de los afectados, hay muchas otras cometidas por los reyes varones al margen de su vínculo conyugal, y que esconden, más que riesgos para el Estado, historias dramáticas de ocultación y marginalidad.

Alfonso XII tuvo dos hijos con la cantante Elena Sanz, a quienes quiso incluir en su testamento... pero no lo hizo. Murió preocupado por su futuro, y de hecho la Regente María Cristina de Habsburgo les privó de la pensión asignada. Pero la actriz supo hacer valer su condición, y mediante un hábil chantaje en el que utilizó como armas las cartas que conservaba de su amante, logró una importante suma de dinero.

Y luego hay otra historia llamativa, como la hija que tuvo Alfonso XII con la mujer del primer secretario de la embajada de Uruguay en Madrid. Esa hija secreta regresó cuarenta años después como esposa del embajador de Chile en la corte de su hermanastro, Alfonso XIII.

Quien, a su vez, dejó embarazada a la institutriz de sus hijos, Beatrice Noon, quien dio a luz en París (fue expulsada de la Corte) a Juana Alfonsa Milán Quiñones de León, cuyo primer apellido provenía del histórico ducado milanés que aún figuraba entre los títulos del monarca, y cuyo segundo apellido proviene del albacea de Alfonso XIII y embajador en París, su padre adoptivo.

Pero hay más casos recogidos por Zavala, y muy variados. De Alfonso de Bourbon, con quien se entrevistó en California, hijo de Alfonso de Borbón y Battenberg (primogénito de Alfonso XIII); o la otra misteriosa Eulalia de Borbón nacida en 1883 en Alcaudete (Jaén), abandonada en el hospicio; o el caso de Ángel Picazo, el actor del sorprendente parecido con Alfonso XIII; o la entrevista del autor con Olghina di Robilant, quien rompe su silencio de años para desmentir haber dicho nunca que Don Juan Carlos es el padre de su hija Paola...

Males nacionales, tragedias íntimas


Zavala no sólo nos cuenta estas historias, nos cuenta también cómo llegó hasta ellas, las emociones que le embargaron al descubrir un documento, escuchar un testimonio o adivinar un parentesco, o la forma en que los interesados aún vivos accedieron a hablar con él para contarle historias que han permanecido en el olvido durante décadas.

Estas páginas contienen una explosiva carga política, pues, en efecto, ¿qué sentido tiene una dinastía si esa dinastía es un mero simulacro, o qué valor tienen renuncias de derechos por matrimonios morganáticos si la sangre real se perdió décadas atrás, o cuántos chantajes a causa de esos secretos han condicionado la política española a espaldas de sus ciudadanos?

Pero incluyen también dramas personales terribles, como lo es ignorar la propia filiación o vivir escondiéndola a mayor conveniencia y gloria de personajes frívolos e irresponsables.

Bastardos y Borbones refleja esa parte de la historia de España edificada sobre el escaso sentido de Estado de quienes dicen encarnarlo. Es de agradecer que Zavala nos la recuerde y la acreciente con nuevos datos, por si la lección nos sirve de algo ahora.

Extraido integramente de: http://www.elsemanaldigital.com

PROBLEMAS MORALES, ÉTICOS Y LÓGICOS CON EL DILUVIO UNIVERSAL

¿Era tan sabio el dios de los hebreos que no pudo pensar en nada mejor que inundar la tierra entera para matar a los malvados humanos? Eso sería algo así como quemar todo el granero para matar las ratas, o usar una almádena para poner a punto un arbusto de rosas. Ni siquiera el cirujano más burdo del mundo acostumbra usar una guillotina para quitar el lunar del cuello de alguien.



No sé la clase malvados pecadores estaban en este planeta, pero estoy seguro que si una Inteligencia superior quiso exterminarlos, habría encontrado un método más preciso para localizar a cada uno de ellos por separado. Afirmar el asesinado descuidado de millones de niños inocentes y señoras ancianas indemnes, junto con los perros y gatos, es afirmar absoluta e ineludiblemente que su idea de Dios es la de un loco cósmico...  
—Robert Anton Wilson


Si un Dios lo suficientemente inteligente como para diseñar aunque fuera sólo una molécula, y no digamos el Universo entero, se hubiera enloquecido y hubiera decidido cometer un asesinato, aún así sería lo suficientemente inteligente como para asesinar sólo las personas que no le agradaran. Aceptando el dudoso Informe de la Comisión Warren, Lee Harvey Oswald sólo le disparó a un espectador inocente (el gobernador). El dios del inicio del Antiguo Testamento parece no solamente tan loco como Oswald sino más torpe, más estúpido y en general, menos civilizado. King Kong es un convincente retrato de dios, tal como es mostrado en el Antiguo Testamento. Tratar de imaginarse al Hombre Viejo YHWH (Yahweh / Jehová) diseñando aunque fuera un quark, dejando de lado una molécula, es absurdo; Él lo embrollaría todo, entraría en cólera, y destruiría cinco ciudades cercanas para expresar su rabieta infantil... —Robert Anton Wilson

Los creyentes de la Biblia constantemente están diciéndonos cuan mala era la generación prediluviana. En las películas bíblicas usted prácticamente puede sentir la maldad escurriéndose de esos tipos. ¡Por Júpiter, usted puede verlo! ¿Pero podrían ellos haber hecho cualquier cosa mala que no se halla hecho con igual perversión por las gentes posteriores al Diluvio? Y viceversa, si usted examina el peor rincón del globo en el momento más afligido de su historia, usted todavía podría encontrar, un estándar razonable de decencia, y un número razonable de personas decentes. ¡Y no se olvide de los niños! ¡Los creyentes duros de la Biblia contestan lacónicamente que los niños eran parte del cáncer que tuvo que ser cortado! Su pobre y limitado dios no tenía ninguna opción, supongo. Él no podría permitirles adulterar la pureza de las generaciones postdiluvianas. Pureza que tenía que ser conservada, como la exhibición de Noé en estado de ebriedad después del diluvio (Génesis capitulo 9), por lo que no queda ninguna duda de la influencia malvada que habrían de presentar los niños prediluvianos. Y que horrible habría sido si unos pocos niños prediluvianos hubiesen sobrevivido, pues habrían corrompido a las gentes de Sodoma y Gomorra...
—Dave Matson, On Taking the Bible and Noah's Flood Literally - Tomando la Biblia y el Diluvio de Noé Literalmente.

El Diluvio: Un castigo infligido a la raza humana por un omnisapiente Dios que no había previsto la maldad de los hombres, se arrepintió de haberlos hecho, y los ahogó una vez para hacerlos mejor: un acto que, como todos nosotros sabemos, fue acompañado por el más gran éxito... 
—Voltaire, Diccionario de Teología

¿Por qué llenó Dios el mundo de sus propios hijo, si sabia que tendría que destruirlos? ¿Y por qué me dice este mismo dios cómo debo criar a mis hijos cuándo él ahogó los suyos?.. 
—Robert G. Ingersoll, Some Mistakes of Moses


De algún modo la Biblia se olvida relatarnos que Noé y su familia portaban cada virus, bacterias, protozoarios, pulga, garrapata, piojos, chinche, tenia, y lombrices intestinales que parasitan a los humanos. Por no mencionar que Noé habría tenido que tomar un sólo par de animales para que portaran todas las enfermedades y parásitos que afligen a los animales hoy.... —Skip Church

Se salvaron Noé y su familia ...pero ellos estaban cómodos porque estaban llenos de microbios... por que tenían que salvarse demasiados microbios para proporcionar a las futuras razas de hombres desoladoras enfermedades, y sólo había ocho personas a bordo para servirles de hotel... 
—Mark Twain, Letters from the Earth - Cartas desde la Tierra

A pesar de la naturaleza catastrófica y mundial del Diluvio del Génesis, muchos animales de tierra firme se negaron a ahogarse. ¡Todavía estaban caminando, construyendo nidos y madrigueras, y defecando en tierra sólida, aún en medio del Diluvio! Si usted no me cree, mire el registro geológico donde quedaron petrificados hormigueros, termiteros, nidos de dinosaurio, nidos de reptil (en la Formación Chinle del Bosque Nacional Petrificado), nidos de aves (de un pariente del flamenco en la formación de río Verde en Wyoming), capullos de la avispa frágiles, células colmenas de abejas, las complejas madrigueras de roedores, estiércol animal en la posición original de deposición cuando endureció en tierra sólida seca, y huellas de insectos y vertebrados mientras caminaban. tal evidencia de moradores vivientes de tierra se han encontrado en diferentes niveles de los estratos geológicos, como si el Diluvio no hubiera hecho muy bien su trabajo de ahogamiento... —Skip Church

Después de un año en el mar, ¿Cuál es la probabilidad que cualquier semilla de una planta superviviente cayese en una área dónde la temperatura, la lluvia, el suelo y la luz fuese conveniente para su crecimiento?

Asumiendo que algunas semillas llegaron a ser viables, cuánto tiempo tendrían sus flores que esperar antes de los pájaros e insectos llegaran desde el Monte Ararat de manera que se diese la polinización cruzada?... Isaac Asimov recalca que los hebreos antiguos no consideraban las plantas como seres vivos en el mismo sentido que a los animales; por consiguiente ellos no tuvieron ningún problema en imaginarse un árbol de olivos soportando un año bajo el agua para crecer inmediatamente después del diluvio. (¿Recuerda el cuento de la paloma que volvió al arca de Noé con una rama viva de aceitunas en su boca?) los fundamentalistas de hoy deberían de haber aprendido algo de botánica desde entonces, pero ellos todavía insisten sobre el vigor de las aceitunas... Los Creacionistas necesitan empapar semillas en agua salada y barrosa durante un año y luego plantarlas en cieno salado y sin consolidar, en un clima desfavorable sin insectos o aves polinizadores y ver lo que pasa. Sus matemáticos, tan expertos en calcular las improbabilidades para la formación de proteínas, ¿habrán determinado alguna vez las probabilidades de supervivencia de las plantas tras el diluvio?...
—Robert A. Moore, The impossible Voyage of Noah's Ark - El Viaje Imposible del Arca de Noé, Creation/Evolution, Issue 11, Winter 1983.

Tras saturar la tierra con agua salada, el Diluvio se retira. La tierra se seca, el suelo permanece manchado con su pasado salino. Las lombrices de tierra no pueden vivir en él. Las plantas (en su gran mayoría) no pueden crecer en suelo salino. La tierra muere...
—Matt Giwer, Talk. Origins Newsgroup, 30 de abril de 1996.

¿Con la tierra desnuda de plantas, qué comieron todos los herbívoros después desembarcar del arca de Noé? ¡OH esperen, lo olvidaba, no tenían tiempo para comer; ellos estaban ocupados huyendo de los carnívoros hambrientos que desembarcaron tras ellos!


Si Dios es omnisciente, Él NUNCA debe cambiar de opinión. Cambiar sus ideas significa que no sabía lo que iba a pasar, que no sabía el futuro. Aunque la Biblia declara que Dios sabe todas las cosas, desde el principio hasta el fin, también está llena de casos en las que Dios cambia de ideas. Por ejemplo, Éxodo 32:14 "Entonces Jehová se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo". hay también Jonás 3:10 "Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo." por supuesto, el caso más espectacular de indecisión de Dios frente a un problema es cuando cambia su opinión sobre la humanidad, y decide asesinar a todos en el planeta con un gran diluvio. Génesis 6:6,7--Y se arrepintió Jehová de haber hecho al hombre en la Tierra. . . Y dijo: raeré al hombre de la faz de la Tierra. . . pues me arrepiento de haberlos hecho". ¿No conoce dios todo "desde el principio hasta el final", como nos lo han hecho creer? Cuando dios miro al hombre en la creación y "vió que era bueno" ¿acaso se hizo el de la vista gorda ante el hecho de que la humanidad se volvería tan profundamente malvada que todos los hombres, mujeres y niños, millones de ellos, necesitarían ser ahogados en sólo unos quince siglos? Ud. no pensaría que esto es algo que Dios pasaría por alto. Pero al parecer lo hizo. Alguien que conoce el futuro no puede arrepentirse por algo que hizo. Si él se arrepiente de algo, significa que él no sabía el futuro de antemano. Uno puede decir que Él sabía cambiaría de opinión y que Él sabía que lamentaría estas cosas, pero entonces usted tendría que admitir que Él no cambió sus pensamientos de verdad, y que su pesar no era un pesar real - en otras palabras la Biblia se vuelve engañosa. El evento del Diluvio es una de las cosas más perniciosas contra la validez de la Biblia como un registro histórico... —Ken Harding

Dios hizo todos los animales en un solo día; él podría barrerlos todos en el diluvio y volverlos a crear en un día, cuando los necesitara de nuevo. Por consiguiente es una idea extraña salvar especímenes durante once meses en el arca, siendo consciente de que ocho personas no pudieron alimentarles o darles de beber. Si estos fueron conservados por un milagro, entonces el arca no era necesaria; si se les permitiera haber nadado habría respondido al propósito y habría sido indudablemente más milagroso... —Mark Twain, God of the Bible vs. God of the present Day

No encontramos el nombre de Noé o de Adán en cualquiera de las dinastías antiguas de Egipto; tampoco se mencionaban entre los babilónicos y sumerios. No podemos comprender cómo el padre de todas las naciones halla sido un desconocido durante tanto tiempo, hasta cuando los libros judíos comenzaron a ser conocidos en Alejandría y se tradujeron al griego bajo uno de los Ptolomeos. En el curso natural de las cosas el nombre de Adán debió de haberse llevado de boca en boca hasta los rincones más lejanos de la Tierra. Yo me aventuraré a afirmar que se requiere un milagro para cerrar los ojos y oídos de todas las naciones - para destruir cada monumento, cada conmemorativo de su primer padre. Qué habría pensado el filósofo y orador romano Cicerón, si un judío pobre, mientras le vendía un bálsamo, le hubiera dicho que todos nosotros somos descendientes de un padre, llamado Adán. Sin duda, Cicerón habría inquirido sobre los grandes monumentos, los testimonios indiscutibles que Noé y sus hijos habrían dejado de nuestro padre común. Después de vuestro llamado Diluvio, él habría dicho, el mundo entero habría resonado con los nombres de Adán y Noé, uno el padre, el otro el restaurador de cada raza. Estos nombres habrían estado en cada boca tan pronto como cada hombre pudiese hablar, en cada pergamino en cuanto pudiese escribir, en la puerta de cada casa en cuanto pudiese construirla, en cada templo, en cada estatua. ¿Acaso queréis decirnos que vosotros conocías tan gran secreto, no obstante oculto de nosotros? Cada persona se ha atribuido a sí mismo algún origen imaginario, aunque ninguno se ha acercado al verdadero origen...
—Voltaire, Diccionario Filosófico, Bajo la entrada "Adán"

Si dios sabe todas las cosas, entonces él sabía que el mundo se ahogaría en el Gran Diluvio cuando creó Adán y Eva. ¿Si este dios es el diseñador supremo, con una inteligencia supuestamente suprema, por qué no recreó al primer hombre y mujer después de la trasgresión, y le ahorró al mundo la imperfección, el dolor y el sufrimiento? O, ¿por qué no creó a Noé como el primer hombre del mundo, si sabía que iba a matarlos a todos? La historia entera del diluvio humea de inconsistencia e irracionalidad. —Ken Harding, Skip Church


Por: Ken Harding
Traducido por: Ferney Yesyd Rodríguez

jueves, 16 de octubre de 2014

EL FRANQUISMO EXPERIMENTÓ CON MUJERES REPUBLICANAS EN BUSCA DEL GEN ROJO

En mayo de 1939 el afamado psiquiatra franquista Antonio Vallejo Nájera se trasladaría hasta la prisión provincial de Málaga para someter a un importante experimento racial a 50 presas republicanas, elegidas de entre todo el grupo de edades. Sus investigaciones en la cárcel le permitieron degradar hasta sus últimas consecuencias la figura de aquella mujer republicana, que tachaba en sus estudios como un “ser degenerado, lleno de ferocidad y de rasgos criminales”. Publicaría años más tarde en la Revista Española de Medicina y Cirugía el prestigioso artículo recordando la temible influencia del “gen rojo” y la necesidad de extirparlo de entre los vencidos, según informa María Serrano en andalucesdiario.es...



Nada se conoce de la identidad de aquellas mujeres que estuvieron expuestas durante largos días a los humillantes 'test' psicológicos a que fueron sometidas. Con papel y pluma, el psiquiatra redactaría en un amplio informe caracterizando a sus víctimas. Aquellas “mujeres marxistas” eran cincuenta: 33 condenadas a muerte, 10 a reclusión perpetua y las 7 restantes tenían penas de entre 10 y 15 años. Ningún archivo pone nombres y apellidos a estas presas malagueñas, aunque se conoce como el temido psiquiatra las consideraba peligrosas por diferentes niveles de grupos, considerando “las más degeneradas” a las que eran marxistas y catalanas.

La crudeza de sus documentos despierta escalofríos al relatar la terrible humillación a la que fueron sometidas estas republicanas. Entre las conclusiones Nájera apuntaría que “la mujer roja y la mujer en general tenía rasgos físicos de extraordinaria inferioridad con respecto al hombre”. Además señala como otro de los puntos más importantes que “el marxismo y la revolución unidos a la mujer debían ser tratados médicamente, no políticamente”. Para este médico era una cuestión de absoluta obviedad pensar que eran “débiles mentales y analfabetas”.

El temido gen rojo

“Este psiquiatra creía que existía el gen rojo, creía que las mujeres tenían un virus que era necesario extirpar y que ser de izquierdas tenía una inconfundible relación con la perversión humana”, apunta Esperanza Bosch, autora del estudio La psicología de las mujeres republicanas según el Dr. Antonio Vallejo Nájera. Ante esta creencia y el éxito absoluto de las teorías de Nájera en la posguerra, las mujeres republicanas comenzaron a sufrir la verdadera degeneración por parte de la dictadura franquista. Bosch apunta que “a estas mujeres les quitaron a sus hijos para destruir sus mentes y anular sus voluntades”. Tampoco se sabe a ciencia cierta si los niños de aquellas mujeres sobrevivieron en medio de los experimentos, siendo finalmente exterminados para eliminar cualquier posibilidad de “intoxicación” de aquel gen.

Tal y como se ocurrió en la Alemania nazi posterior, el franquismo presentó estudios a través de personalidades reconocidas de la época, como el de este psiquiatra, que crearon un patrón de exterminio que justificaría las políticas contra la llamada ‘Anti- España’, llena de “masones, comunistas, librepensadores anarquistas y republicanos”.

Además Nájera, nombrado jefe de los servicios psiquiátricos de Franco, se encontraba fuertemente influenciado por las doctrinas alemanas de higiene racial que luego se llevarían hasta sus extremos más pavorosos en los campos de exterminio de la Segunda Guerra Mundial. Aquellas cincuenta presas fueron el primer material de estudio.




martes, 7 de octubre de 2014

LOS DIOSES Y EL ABORTO

La Conferencia Episcopal ha dado el previsible tirón de orejas al Gobierno por desistir de legislar como delito lo que la iglesia católica considera un pecado. En este caso, la interrupción voluntaria del embarazo. Se ha hablado mucho de los fines electoralistas, algo del papel del movimiento feminista y el sentir social general y apenas nada del reequilibrio de influencia que se ha producido entre el poder eclesiástico y el estatal tras la destitución de Rouco Varela...





En la nota publicada esta semana tras la reunión de la Comisión Permanente, el máximo órgano católico en España ha afirmado que la retirada del “anteproyecto de Ley para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada” supone un obstáculo en la construcción de una “sociedad democrática, libre, justa y pacífica”.

El comité, compuesto exclusivamente por varones célibes de edad avanzada, afirma conocer bien “los sufrimientos y carencias de muchas personas” para quienes ofrece “caridad, que es el distintivo de los discípulos de Jesús”. En su rechazo a la actual legislación sobre el aborto no se hace ninguna alusión al concepto de pecado ni tampoco a una de las creencias básicas de las religiones monoteístas, como es el alma. En cambio sí se alude a “la ciencia” en esta argumentación que mezcla derechos humanos con principios morales.

La “vida” a la que alude constantemente el lobby católico no se refiere, obviamente, a la capacidad de vida autónoma, es decir, a la viabilidad extrauterina del feto. Tampoco tiene que ver con el concepto de vida manejado por la biología y que abarca desde organismos unicelulares hasta complejos vertebrados. Su concepto de vida humana está determinado por la unión de un alma espiritual con un cuerpo material. ¿Pero en qué momento exacto se produce este milagro?

La respuesta a esta cuestión ha variado enormemente a lo largo de la historia del cristianismo. El padre de la patrística, Agustín de Hipona, afirmaba en el siglo V que el aborto no constituía un homicidio ya que no puede haber “alma viva” en un cuerpo incompleto que no puede valerse de sus sentidos. Durante la Edad Media y Moderna el debate continuó, si bien había cierto consenso teológico en torno a la teoría de la hominización retardada. Según esta, el alma se introduce en el feto a los 40 días de la concepción, en el caso de los varones, y a los 80, en el caso de las mujeres.

Hasta aproximadamente los años 30 del siglo XX no se llega a la postura actual defendida por la doctrina católica, que asegura que Dios insufla el alma al cigoto en el mismo momento de la concepción. De ahí se deriva la actual condena al aborto voluntario, aunque deja muchos interrogantes abiertos, como si se debe bautizar al feto en los abortos espontáneos tempranos, por ejemplo. No obstante, algunos teólogos y teólogas, así como organizaciones como Católicas por el Derecho a Decidir, no consideran que esta práctica sea moralmente recriminable en todos los casos y de forma absoluta.

Según la religión islámica, la vida humana no comienza con la concepción sino que se va formando de forma gradual hasta que en un determinado momento, que la mayoría de corrientes sitúa en torno a los 120 días, el espíritu entra en la carne. Aunque las posturas sobre el aborto varían considerablemente, en general se considera que la vida de la madre prevalece sobre la del feto. En muchos países islámicos se permite la interrupción voluntaria del embarazo en el supuesto de que peligre la salud física o mental de la madre, aunque en algunos se exige autorización paterna o marital. En países como Túnez o Turquía, sin embargo, el aborto es legal dentro de un plazo, sin restricciones.

Aunque el judaísmo no considera el feto como una entidad independiente, sólo permite el aborto por libre decisión de la madre en caso de que su vida corra peligro. El hinduísmo, otra de las religiones mayoritarias en el mundo, mantiene una actitud compleja respecto al momento de inicio de la vida espiritual y el aborto. Por su parte el budismo no cree en la existencia de almas individuales creadas por una divinidad antropomorfa. Consecuentemente, los países mayoritariamente budistas tienen legislaciones permisivas y dejan que cada persona realice su particular valoración moral.

En un estado democrático y laico, los designios de las diferentes divinidades no pueden determinar la legislación civil. Sin embargo, la jerarquía católica actúa como un lobby político que busca dinero, poder e influencia en la esfera pública. Los obispos deberían aprovechar la retirada del ambicioso Rouco Varela para cambiar de aires y limitarse a recordar a sus seguidores qué es virtud, qué pecado y qué recompensa o castigo ha prometido su dios para cada tipo de acto.

domingo, 5 de octubre de 2014

NOTAS SOBRE LA REBELIÓN MILITAR DE 1936

Los historiadores franquistas nunca se han cansado de repetir, en la actualidad lo siguen haciendo, que la rebelión militar de 1936, a la que ellos siguen llamando Alzamiento Nacional, fue como consecuencia de las continuas revueltas y asesinatos que según ellos asolaban España y que la república consentía. Todos también coinciden que el asesinato de Calvo Sotelo fue la gota que colmó el vaso. Conviene pues, al menos, acudir a fuentes independientes y solventes si lo que queremos es saber las razones que provocaron, ni más ni menos, una guerra civil entre españoles...



Según Herbert R. Southworth, historiador estadounidense especializado en la Guerra Civil española, los motivos fueron bien diferentes y así lo manifestaba ya en los años 60. Dada la contundencia de sus escritos la dictadura de Franco en 1963 creó un departamento especial para contrarrestar los efectos subversivos de la obra de Southworth. Sus obras atacaban con tanta fuerza la compleja justificación que efectuaba la dictadura sobre su propia existencia que todo esfuerzo por parte del régimen para impedir que dichas obras penetraran en España se consideraba insuficiente. La narración sesgada de la historia reciente de España que se utilizaba para reivindicar un régimen brutal dejó de ser sostenible como consecuencia de los escritos de Southworth...

LOS ROBOTS ROBARÁN TU EMPLEO: COMO SOBREVIVIR A ELLO

Estás a punto de volverte obsoleto. Piensas que eres especial, único y que cualquier cosa que sea que hagas es imposible de reemplazar. Te equivocas. Mientras conversamos, millones de algoritmos creados por científicos informáticos están corriendo frenéticamente en servidores de todo el mundo, con un solo propósito: hacer cualquier cosa que hagan los humanos, pero mejor. Estos algoritmos son programas de computación inteligentes que impregnan el sustrato de nuestra sociedad. Toman decisiones financieras, predicen el clima, sugieren que países están a punto de declarar una guerra. 

Pronto, nos quedará muy poco por hacer: las máquinas tomarán el control. ¿Suena esto como una fantasía futurista? Tal vez. Este argumento ha sido propuesto por un comunidad cada vez más grande, pero marginal, de pensadores, científicos y académicos, quienes ven al avance de la tecnología como una fuerza disruptiva que muy pronto transformará nuestro sistema socio-económico entero, para siempre...



Pero en lugar de una visión apocalíptica del futuro, Pistono ofrece una perspectiva en la que los seres humanos deben tratar de ser felices a pesar de la noción de que seremos menos necesarios. 

De acuerdo con el autor, todos viviremos en un futuro donde deberemos redefinir nuestros roles, metas y propósitos de vida. El libro es además un destello de lo que más y más personas podrán hacer con su tiempo e intereses, y usar la tecnología y las comunicaciones en línea para encontrar personas con objetivos en común. 

“Así que tenemos que acomodarnos a aquello que  la economía nos permita ejercer, y la triste realidad es que desafortunadamente la mayoría de trabajos no nos llenan ni crean algo de valor para la sociedad y no creo que tenga que mencionar cuáles trabajos”. 

Lo más interesante es que la automatización de la cual habla este “profeta” de los tiempos modernos sucederá muy pronto y probablemente durante nuestro tiempo de vida. 

“El propósito de la vida no puede ser trabajar, producir y consumir más y más... He aquí una idea radical: ‘la meta del futuro es el desempleo total, para que podamos jugar’. Creo que hay que acabar con la noción absolutamente engañosa de que todos tienen que ganarse la vida. Es un hecho que hoy 1 de cada 10.000 personas puede crear una innovación tecnológica capaz de ayudar a todos los demás. La verdadera ocupación de la gente debería ser regresar a la escuela y pensar acerca de cualquier cosa que ellos hayan estado pensando antes de que alguien viniese y les dijese que tenían que ganarse la vida. Sé lo que están pensando que son palabras ingenuas de una mente joven, palabras ajenas a la tela intrincada y compleja de la sociedad y del sistema económico. 

Pasé los últimos años viajando a cerca de 20 naciones, fui a la NASA, estudié en la Universidad de La Singularidad y hablé con algunas de las más grandes mentes del planeta para abordar este problema”. 

Pistono habla de tres condiciones para generar un cambio social masivo:  “visión, recursos y tecnología para poder cumplir tus  sueños”. Advierte además que los seres humanos peleamos una batalla que ya está perdida. “No podemos  ganarle a la naturaleza y sus recursos limitados. Dependemos de la naturaleza.  Y ciertamente no podemos ganarles a los robots ni al crecimiento exponencial de la inteligencia artificial. Pero podemos ganar con ellos”.

De tal manera, los retos están planteados: cambio climático incontrolable, desigualdad social, y desempleo masivo. No obstante, según el científico, se pueden superar estos obstáculos si se cambia la perspectiva, la visión y el enfoque de aquello que impulsa nuestras vidas..