LOS ROBOTS ROBARÁN TU EMPLEO: COMO SOBREVIVIR A ELLO

Estás a punto de volverte obsoleto. Piensas que eres especial, único y que cualquier cosa que sea que hagas es imposible de reemplazar. Te equivocas. Mientras conversamos, millones de algoritmos creados por científicos informáticos están corriendo frenéticamente en servidores de todo el mundo, con un solo propósito: hacer cualquier cosa que hagan los humanos, pero mejor. Estos algoritmos son programas de computación inteligentes que impregnan el sustrato de nuestra sociedad. Toman decisiones financieras, predicen el clima, sugieren que países están a punto de declarar una guerra. 

Pronto, nos quedará muy poco por hacer: las máquinas tomarán el control. ¿Suena esto como una fantasía futurista? Tal vez. Este argumento ha sido propuesto por un comunidad cada vez más grande, pero marginal, de pensadores, científicos y académicos, quienes ven al avance de la tecnología como una fuerza disruptiva que muy pronto transformará nuestro sistema socio-económico entero, para siempre...



Pero en lugar de una visión apocalíptica del futuro, Pistono ofrece una perspectiva en la que los seres humanos deben tratar de ser felices a pesar de la noción de que seremos menos necesarios. 

De acuerdo con el autor, todos viviremos en un futuro donde deberemos redefinir nuestros roles, metas y propósitos de vida. El libro es además un destello de lo que más y más personas podrán hacer con su tiempo e intereses, y usar la tecnología y las comunicaciones en línea para encontrar personas con objetivos en común. 

“Así que tenemos que acomodarnos a aquello que  la economía nos permita ejercer, y la triste realidad es que desafortunadamente la mayoría de trabajos no nos llenan ni crean algo de valor para la sociedad y no creo que tenga que mencionar cuáles trabajos”. 

Lo más interesante es que la automatización de la cual habla este “profeta” de los tiempos modernos sucederá muy pronto y probablemente durante nuestro tiempo de vida. 

“El propósito de la vida no puede ser trabajar, producir y consumir más y más... He aquí una idea radical: ‘la meta del futuro es el desempleo total, para que podamos jugar’. Creo que hay que acabar con la noción absolutamente engañosa de que todos tienen que ganarse la vida. Es un hecho que hoy 1 de cada 10.000 personas puede crear una innovación tecnológica capaz de ayudar a todos los demás. La verdadera ocupación de la gente debería ser regresar a la escuela y pensar acerca de cualquier cosa que ellos hayan estado pensando antes de que alguien viniese y les dijese que tenían que ganarse la vida. Sé lo que están pensando que son palabras ingenuas de una mente joven, palabras ajenas a la tela intrincada y compleja de la sociedad y del sistema económico. 

Pasé los últimos años viajando a cerca de 20 naciones, fui a la NASA, estudié en la Universidad de La Singularidad y hablé con algunas de las más grandes mentes del planeta para abordar este problema”. 

Pistono habla de tres condiciones para generar un cambio social masivo:  “visión, recursos y tecnología para poder cumplir tus  sueños”. Advierte además que los seres humanos peleamos una batalla que ya está perdida. “No podemos  ganarle a la naturaleza y sus recursos limitados. Dependemos de la naturaleza.  Y ciertamente no podemos ganarles a los robots ni al crecimiento exponencial de la inteligencia artificial. Pero podemos ganar con ellos”.

De tal manera, los retos están planteados: cambio climático incontrolable, desigualdad social, y desempleo masivo. No obstante, según el científico, se pueden superar estos obstáculos si se cambia la perspectiva, la visión y el enfoque de aquello que impulsa nuestras vidas..