JINÁMAR : CREMATORIO FRANQUISTA

La Sima de Jinámar, es una chimenea volcánica de más de 80 metros de profundidad situada entre los términos municipales de Las Palmas de Gran Canaria y Telde. Durante la Guerra Española y la posterior represión franquista fue utilizada como fosa natural para arrojar personas en ella. Un centenar de canarios pudieron morir en la Sima de Jinámar tras el golpe militar de 1936.

Cada noche se escuchaban los gritos y disparos en el agujero. Los vecinos acudían al marcharse los falangistas, por si podían ayudar a salvar alguna vida. Hoy en día se pueden encontrar numerosos restos humanos en el fondo de esta sima.



José Santana Florido "Pollo Florido" luchador del equipo de lucha canaria "Adargoma" al ser arrojado por la Sima de Jinámar arrastró a uno de sus verdugos consigo. En Canarias, está considerado como un símbolo antifascista.

La Coordinadora de Memoria Histórica lleva desde Noviembre de 2010 reclamando a las administraciones públicas que se excave este lugar para poder exhumarlos. Familiares de represaliados, como Isabel Mujica, aseguran que en Jinámar hay restos.

También piden, y se lo harán saber al consejero de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, que en la sima se instale una malla que cierre su entrada, paneles informátivos sobre el uso clandestino que supuestamente tuvo este lugar así como un mapa gran canario de fosas franquistas.

De las 214 personas desaparecidas en la Isla en esa época, tán solo se han recuperado los restos de 20.

http://www2.rtvc.es/noticias/%C2%BFqui%C3%A9nes-fueron-arrojados-a-la-sima-de-jin%C3%A1mar-64936.aspx#.UxN2N-N5N2E