LA PROSTITUCIÓN DE LOS ÓRGANOS VITALES

COMPRA-VENTA ILEGAL DE TEJIDOS Y VÍSCERAS HUMANAS
Un negocio en expansión con la miseria global

RTI Biológica y sus subsidaria alemana Tutongen Medical han decidido recientemente suspender los suministros de tejidos procedentes de instituciones de Ucrania. Ésta decisión de la multinacional se ha producido después de que miembros del Congreso y del Pentágono anunciaran la revisión de los contratos gubernamentales de RTI biológica, uno de los principales consorcios mundiales de tejido humano, con una facturación que supera los ciento setenta millones de dólares. La razón de ésta enmienda del contrato mercantil, es sin embargo aterradora....


Tras nueve meses de investigación, periodistas del Internacional Consertium of Investigative (www.icij.org>), denunciaban el julio pasado las relaciones de RTI  y Tutongen Medical, que fue adquirida por la primera en 2008, como red de saqueo y comercio de cadáveres : un cuerpo libre de enfermedades está valorado entre 80.000 y 200.000 dólares por los diversos intervinientes -con o sin ánimo de lucro- involucrados en extraer tejidos y utilizarlos para manufacturar productos médicos, se lee en el informe de ICIJ. Un negocio éste de los tejidos y huesos humanos, que mueve unos mil millones de dólares anuales y muy solicitado entre los cirujanos plásticos, ortopédicos y odontólogos.
La legislación sobre obtencion de tejidos humanos es precisa y laxa a la vez, y admite múltiples interpretaciones, además de no disponer de mecanismos para verificar el origen y el destino de ésta mercancía mortal...

ESTALLA EL ESCANDALO

El escándalo se desató con el descubrimiento de un cargamento de restos humanos de origen ucraniano, la documentación del cual se asignaba a la empresa alemana Tutongen Medical, subsidiara de RTI Biológica; las transacciones de éstos laboratorios con el consumidor ucraniano se remontan a diez años atrás y su eficacia en la obtención de tejidos, huesos y vávulas humanas en Ucrania y sus alrededores, lo convirtieron en un proveedor excepcional y codiciado, nunca se había puesto en duda el origen de tan modélica productividad. Aunque la policía ucraniana ya había investigado en numerosas ocasiones morgues y tanatorios donde los cadáveres habían sido literalmente descuartizados sin el preceptivo consentimiento y luego reconstruídos con tubos de PVC, paja o madera para ser entregados a la familia para su entierro, las indagaciones policiales y judiciales siempre se quedaban en un puento muerto, dado que las leyes ucranianas, para probar la criminalidad de hecho, han de demostrar que el tejido obtenido ilegalmente haya sido trasplantado efectivamente a una persona, una constatación imposible de verificar en éste tipo de comercio: la oferta carnicera viene de lejos.

El informe de ICIJ revela numerosas dilegencias policiales contra funerarias de Kiev y otras ciudades ya desde el año 2005 y ofrece un puñado de testimonios familiares, como el de la madre de Olesksard Frolov, de 35 años : "nos dimos cuenta de que el pie estaba vacio", la mujer relata la lista de miembros robados que posteriormente la policía le pasó.
Tutongen ya estuvo en el punto de mira de la investigación cuando la policía letona detuvo a un proveedor del laboratorio para la extracción de tejidos y miembros humanos de 400 cuerpos depositados en el mismo Instituto Médico Forense sin consentimiento.

TRAFICO DE ORGANOS

Y si el comercio de cadáveres es pavoroso por lo que significa la profanación mercantil del último atributo de la existencia racional, hay otro tipo de transacción vinculada con la vida y la muerte igualmente perversa, pero creciente volumen e importancia en éste tiempo de libre mercado global : la compra-venta de órganos humanos. El consejo de Europa y las Naciones Unidas elaboraron en 2008 un estudio conjunto sobre tráfico de órganos, tejidos y células (OTC) y el tráfico de seres humanos, con el propósito de establecer dos bloques de extracción de órganos : riñones, corazón, hígado, pulmón y páncreas sólo se pueden realizar si la muerte sucede en una unidad de terapia intensiva, mientras que los tejidos, córneas, huesos, articulaciones y piel pueden ser dados hasra séis horas después de la fatal parada cardio-respiratoria.

Unos procedimientos, claro, que regirán en el ambito estrictamente legal de una actividad altruista de los vivos o de los donantes fallecidos, y que el documento enfatiza de manera clara : " El principio de la prohibición de obtener beneficios financieros con el cuerpo humanos o sus partes, debería ser la suprema consideración con relación al trasplante de órganos", y que cataloga como delictivo "tráfico de órganos" todas las operaciones efectuadas fuera de los sistemas de trasplante de órganos.

UN NEGOCIO EN EXPANSION

Pero la lógica del mercado libre y global es implacable, y el negocio de órganos se ja convertido en un próspero comercio en todo el mundo. La materia prima es intercambiable : hace falta un sano pobre y un rico enfermo.
Según la OMS, en 2010 se realizaron 107.000 trasplantes -legales o ilegales no especifica- de órganos humanos, de los cuales dos terceras partes fueron riñones y la ONG Organo Watch, con sede en Berkeley, remarca la información : anualmente se efectúan 20.000 trasplantes de riñones de forma ilegal, una cifra en constante aumento año tras año.

En EEUU la lista de espera para obtener un riñon anónimo es de 80.000 personas y sólo se realizan 16.000 trasplantes anuales. En España la lista de espera es de 5.000 personas, un país que poseía el récord de donaciones mundiales, no debido al desprendimiento o altruismo natural de los españoles, sino del peculiar entramado de la ley, por defecto, toda la población es donante, a menos que los familiares dispongan lo contrario.
Con la considerable reducción de siniestralidad en las carreteras españolas mengua el número de donaciones y la marca España peligra. La pobreza, la globalidad e internet han alterado sustancialmente los procedimientos para obtener un oxígeno humano.

Hasta hace algunos años, los tradicionales países proveedores eran China, India, Brasil y Filipinas, una búsqueda por la red ofrece resultados sorprendentes; una página web de Ecuador ha abierto un foro de venta de órganos humanos, sin tapujos: "vendo riñón o médula ósea por problemas económicos, discreción y seriedad, abierto a negociaciones. Hay quien reinventa el mercado, como Jersán Loza, que por 800 dólares dona su riñon para poder educar a sus hijas; no hay anonimato en ningún anuncio; teléfonos, nombres y apellidos comparten espacio con la oferta : ecuatorianos, chilenos, mexicanos, brasileños...incluso una española saludable y vegetariana con problemas económicos; los precios fluctúan entre los 800 dólares de Jersán Loza y los 20.000 dólares.