LA HUELGA COMO ARMA SOCIAL

EL ORIGEN DE LA HUELGA GENERAL

La huelga general en España de 1855, se considera la primera huelga general convocada en la historia de España. Tuvo lugar en 1855, y aunque circunscrita a Cataluña, ya que era el principal, y casi único centro industrial español -mayoritariamente textil- se considera por su importancia, seguimiento y repercusión, la primera huelga general en España que ocurrió durante el reinado de Isabel II concretamente bajo el gobierno de Baldomero Espartero en el Bieno Progresista.
La introducción de la tecnología y la mecanización supuso una auténtica revolución en la forma de producción, de manera que se produjeron drásticos cambios laborales y sociales. En Inglaterra, cuna de la Revolución Industrial, apareció el "ludismo", un movimiento obrero que buscaba acabar con el nuevo planteamiento productivo mediante la destrucción de las máquinas para mantener el trabajo artesano y manual.


El "maquinismo"se inició en el siglo XVIII. Es un concepto histórico que hace referencia al fenómeno acontecido durante el principio de la Revolución industrial, coincidiendo con la introducción masiva de maquinaria para sustituir o reducir el trabajo manual.
Los trabajadores inicialmente se habían movilizado contra el maquinismo en el llamado conflicto de las "selfactinas" (del inglés self-acting  "de acción automática") que mecanizaban una parte importante de trabajo del hilado.

Pero el desencadenante de la huelga general y apoyo masivo y solidario de otros obreros fue la orden cursada por el Capitán General de Cataluña Juan Zapatero y Navas el 24 de Junio de 1855, disolviendo las asociaciones obreras ilegales, y poniendo bajo el control militar todas las acciones de socorro mutuos permitidas. También se sometía la ley marcial : " a todo el que directa o indirectamente se propasase a coartar la voluntad de otro para que abra sus fábricas o concurra a trabajar en ellas, si no accede a las exigencias que colectivamente se pretenda imponer..."

La huelga duró del 2 al 11 de julio de 1855 y fue masivamente secundada.

El lema de la huelga era "asociación o muerte". Las exigencias fueron ademas de la libertad de asociación, la reducción de jornada de trabajo y el aumento del salario. La "Unión de clases" publicó un Manifiesto en el que dirigiéndose a la clase obrera de Cataluña, se la exhortaba a sumarse a la acción huelguística.

Una Comisión de Trabajadores fue a Madrid para reunirse con Regente, el general de Espartero, con el objetivo de que se reconociera el derecho a asociación. El general no quiso recibir a la Comisión.

En Barcelona, mientras tanto, la autoridad militar aplicaba sanciones con gran severidad : prisión, deportación, castigos corporales y amenazas de pena de muerte. El 8 de Julio la fragata "Julia" zarpó con su rumbo a la Habana con 70.000 militantes obreros deportados.

El 9 de Julio de 1855, Barcelona fue tomada militarmente. El general Espartero envió a su ayudante, Sanabria, con un documento lleno de vagas promesas. La huelga general se extinguió el 11 de Julio.

F

Ana Berges Estellés
@Esgreb60 

Fuentes: Wikipedia-YouTube