CASO LASA Y ZABALA

Hace unos días, las bases de Podemos en Euskal Herria elegían a Pilar Zabala como candidata a lehendakaria para las elecciones vascas del 25 de septiembre. En la mayoría de titulares de periódicos hablaba de Pilar como “víctima del terrorismo de Estado”, e igual, algunos os preguntaréis que es eso. Si la historia del franquismo se tapa la mayoría de veces en las escuelas, la historia de la violencia estatal en democracia, tres cuartas partes de lo mismo. Pues bien, Pilar Zabala es hermana de Joxi Zabala, etarra asesinado por los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación) en el año 1983...




En el año 1983, dos etarras, Joxean Lasa y Joxin Zabala, eran salvajemente torturados, asesinados y enterrados en cal viva por miembros de los GAL y de la policía. Sería el primer asesinato cometido por este grupo. Dicha operación sería mandada por el comandante de la Guardia Civil, Enrique González Galindo, que en aquellos momentos estaba al frente del cuartel de Intxaurrondo. Mando a los GAL y a la policía para ir hasta Bayona (Francia) donde se encontraban huidos Lasa y Zabala tras haber atracado un banco en Tolosa años atrás.

Los cuerpos de Lasa y Zabala no fueron encontrados hasta 1995 en Alicante. Para entonces Galindo había sido ascendido a general y disfrutaba del título de héroe en la lucha contra ETA. El lugar donde Lasa y Zabala habían sido torturados (La Cumbre) se había convertido en una sala de billar, y según los forenses del caso, sus cuerpos aparecieron “desnudos, atados, amordazados, con los ojos tapados y cubiertos de apósitos cicatrizantes en el tórax, los muslos y los pies”.

Los juicios del caso de Lasay Zabala descubrieron que la Guardia Civil también estaba implicada en los crímenes de terrorismo de Estado de los GAL. Sin embargo, los responsables de aquellos crímenes pasaron poco tiempo en la cárcel. Galindo fue condenado a 71 años de cárcel, pero en el año 2000 entró en la cárcel y cuatro años después estaba cumpliendo la condena en casa por motivos de salud. En 2005 le concedieron el tercer grado y en 2013 la libertad condicional. El gobernador civil Julen Elgorriaga también fue condenado a 71 años de cárcel, pero pasó en prisión menos de dos años. Los guardias civiles Enrique Dorado y Felipe Bayo, condenados a 67 años cada uno, consiguieron el tercer grado en menos de 8 años.



¿Qué son los GAL?


Tras la caída de la dictadura franquista y durante los primeros años de la Transición, se crearon varios grupos de extrema derecha de carácter terrorista. La Alianza, Antiterrorismo ETA (ATE), Grupos Armados Españoles (GAE), Guerrilleros de Cristo Rey o el Batallón Vasco Español (BVE), muchos de ellos apoyados por miembros de la policía para disolver manifestaciones, secuestrar o asesinar terroristas, e incluso para dar palizas a miembros de la izquierda.

Sin embargo, con la llegada del PSOE al poder, desde el Ministerio del Interior, se comienza a crear un grupo de carácter paraestatal dedicado a la “guerra sucia” contra el terrorismo. Este grupo sería llamado los GAL (Grupo Antiterroristas de Liberación) que operó entre 1983 y 1987. Formado por miembros de la ultraderecha internacional y nacional, y con la colaboración de destacados miembros de la policía, se dedicó al secuestro y asesinato de miembros de ETA.

Los GAL, en los años que estuvieron activos, fueron responsables de 27 asesinatos. Actuaron principalmente en el País Vasco francés, aunque también llevaron a cabo secuestros, torturas y delitos económicos en algunas zonas de España. Sus atentados se dirigían contra militantes y simpatizantes de ETA, pero también afectaron personas que no tenían relación con el terrorismo, produciéndose entre este colectivo 10 víctimas mortales.

En 1988 comenzaron los juicios contra los GAL, contra el subcomisario de la policía José Amedo por los atentados contra etarras en el sur de Francia. Después se abrió otro caso, por el secuestro del ciudadano hispano-francés Segundo Marey, que estuvo secuestrado diez días (con torturas incluidas) siendo confundido por un cabecilla de ETA. Estos serían los que después destaparían toda la trama de los GAL, que implicaría a altos funcionarios del Gobierno y a dos ministros del Interior, Rafael Vera y José Barrionuevo, que fueron condenados a diez años de cárcel por su implicación en la creación de los GAL. Felipe González, presidente del Gobierno negó toda participación en la trama y no fue imputado. En agosto de 1996, Aznar concedió un indulto a Barrionuevo y Vera, por lo que solo cumplieron seis meses de cárcel.

Tolosa 1995- Entierro de Lasa y Zabala


Desde Recuperando Memoria queremos que todos los casos de terrorismo, estatal y no estatal, sean resueltos. Y sus víctimas, reparadas y dignificadas. Y que se estudie en las escuelas.

Autor: Pablo Alcántara